Clece entrega los Premios Compromiso a los proyectos más destacados en integración y sensibilización de colectivos socialmente vulnerables

Clece entrega los Premios Compromiso a los proyectos más destacados en integración y sensibilización de colectivos socialmente vulnerables

  • Los premios en las cuatro categorías, Discapacidad, Exclusión Social, Violencia de Género y Mayores, han recaído respectivamente en las asociaciones Centro de Atención a la Discapacidad Infantil, Arca Empleo, Comunidad Adoratrices Almería y DYA-R
  • El jurado, compuesto tanto por personalidades del mundo institucional como de la sociedad civil, ha valorado 173 candidaturas de entidades sociales de Andalucía, Ceuta y Melilla

Sevilla, 20 de mayo de 2016. En una gala llena de detalles por la integración, Clece Social, el proyecto social de Clece, celebró ayer la ceremonia de entrega de sus Premios Compromiso que, en esta segunda edición, recayeron en los proyectos presentados por las asociaciones Centro de Atención a la Discapacidad Infantil, CADI; Arca Empleo; Comunidad Adoratrices Almería y DYA-R por su labor a favor de colectivos socialmente vulnerables.

Los Galardones reconocen la labor de entidades sociales y organizaciones sin ánimo de lucro de Andalucía, Ceuta y Melilla en los ámbitos de la integración de personas con discapacidad, mujeres que sufren violencia de género y personas en riesgo de exclusión social así como en la ayuda a personas mayores. Se crean como un reflejo de la realidad social de Clece que integra a 6.549 personas de colectivos vulnerables en su plantilla.

“La integración de personas procedentes de colectivos vulnerables resulta un orgullo para nosotros con 861 empleados ya en Andalucía. Pero lo que resulta impresionante es ver cómo estas personas devuelven esta oportunidad con creces. Primero porque sus historias de superación son un ejemplo para todos los que formamos Clece. Y segundo, y sobre todo, porque estas personas se vuelcan en ayudar a otras personas desfavorecidas. Esto es lo que llamamos cerrar el círculo” destacó Cristóbal Valderas, presidente de Clece.

Durante la gala, celebrada en el Pabellón de la Navegación de Sevilla y conducida por la periodista Patricia García, Clece Social desveló los finalistas y galardonados de la segunda edición. “Enhorabuena a todos los proyectos presentados y a los premiados. Con vuestra labor conseguís romper barreras y hacer más fáciles situaciones complicadas, contribuyendo con creces al gran reto de la integración, un reto que requiere la suma de todos” destacó la periodista Nuria del Saz, presidenta del jurado.

Proyectos premiados

El jurado, integrado tanto por personalidades del mundo institucional como de la sociedad civil, eligió a los cuatros ganadores tras valorar 173 candidaturas y seleccionar cinco finalistas por candidatura. Los premiados son los siguientes:

  • Centro de Atención a la Diversidad Infantil, CADI, por su proyecto «Deporte Inclusivo» en la Categoría de Discapacidad. Una iniciativa para promover, impulsar y organizar actividades de ocio alternativas y deporte inclusivo para niños con discapacidad o necesidades especiales. El Centro ha adaptado distintas modalidades deportivas, como vela, esquí, ciclismo o natación, para un total de 21 niños con diversidad funcional con el objetivo de mejorar su calidad de vida preservando y mejorando su autonomía e independencia.
  • Arca Empleo por su proyecto “Incluyendo a los excluidos” en la categoría de Exclusión Social. Se trata de un servicio de apoyo y acompañamiento  socio-laboral con un enfoque integral e intensivo, abarcando distintas áreas de intervención: aspectos personales para el empleo y la ocupación; competencias transversales y técnicas; itinerarios de inserción; creación de empresas; intermediación empresarial y seguimiento. 50 personas en riesgo de exclusión participan al año en este proyecto.
  • Comunidad Adoratrices Almería por su proyecto “Emaús” en la categoría de Violencia de Género. Dedicado a la integración y apoyo residencial a mujeres en contextos de prostitución y víctimas de trata con fines de explotación sexual. La congregación ofrece apoyo residencial a estas mujeres y favorece su acceso a la red de servicios sanitarios y laborales.  Más de 2.500 mujeres ya han recibido esta atención dirigida a su inclusión social de una manera normalizada.
  • Asociación DYA-R por su proyecto «Mano a mano: Mayores que cambian el mundo» en la categoría de Mayores. El objetivo es asentar un modelo de ciudadanía basado en los principios de la cohesión social y donde las personas mayores sean elementos dinamizadores del propio municipio a través de la creación de lazos de unión vecinales; del impulso de la formación y de la participación ciudadana. Los encuentros e intercambios intergeneracionales son una de las principales herramientas de este proyecto del que se benefician cerca de 80 mayores.

Las cuatro propuestas han recibido una dotación de 10.000 euros cada una, así como un galardón realizado por el artista José Miguel Utande, premio nacional de escultura. El jurado valoró, entro otros criterios, el valor social y alcance de las iniciativas. Junto a Nuria del Saz y Cristóbal Valderas, el jurado ha contado con la participación de José Manuel Vargas Prado, jugador y entrenador de baloncesto adaptado en silla de ruedas; José Antonio Carrizosa Esquivel, director de Diario de Sevilla; Alicia Martínez Martín, diputada del Grupo Popular en la Junta de Andalucía; María Isabel Albás Vives, diputada de Ciudadanos en la Junta de Andalucía; Gonzalo Rivas Rubiales, director General de Personas con Discapacidad de la Junta de Andalucía y Miguel Ángel Román Ortiz, director del Área de Dependencia y Autonomía en la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía.

Integración en cada detalle

Los asistentes a la gala pudieron disfrutar de un sinfín de anécdotas y detalles relacionados con el espíritu integrador de los Premios. Al comienzo del acto, Irene Villa, presidenta del jurado en la primera edición de los Premios Compromiso, mandaba a través de un vídeo un caluroso saludo a todos los presentes y un mensaje de apoyo a todas las asociaciones que trabajan por la integración y bienestar de los más vulnerables. Además, en esta edición, la entrega de los premios en las cuatro categorías corrió a cargo de trabajadores y usuarios de Clece, como verdaderos protagonistas del proyecto social de la compañía.

La gala también contó con la actuación de la compañía José Galán formada por bailaores con y sin discapacidad que, haciendo un uso distinto del flamenco, lo transforman en una herramienta de inclusión social, recurso educativo e investigación escénica. El cuidado de cada detalle tuvo también su reflejo en la puesta en escena de la gala. Un gran adorno floral que formaba el logotipo Clece Social recibió a los asistentes. Las flores, hechas a mano, fueron confeccionadas por los usuarios de las residencias y centros ocupacionales que Clece gestiona en Adra, El Morche, Martos y Melilla.

Fruto de un compromiso

Los Premios Compromiso se enmarcan en el compromiso social de Clece, que gira en torno a cuatro pilares: empleabilidad, integración, sensibilización y cuidado de personas. Desde hace años la compañía impulsa la integración laboral de colectivos desfavorecidos, ofreciendo oportunidades laborales a personas con discapacidad, en riesgo de exclusión social y víctimas de violencia de género. En la actualidad 6.549 personas pertenecen a estos colectivos y se integran en los más de 73.200 empleados de Clece. Para llevar a cabo este compromiso, Clece colabora con 350 asociaciones, fundaciones, entidades sociales y organismos públicos. En concreto, en Andalucía, Ceuta y Melilla la plantilla de Clece es de 16.310 empleados, 951 pertenecen a colectivos de integración.

Además de estos colectivos, Clece está especialmente sensibilizada con el cuidado de las personas mayores. En su actividad, atiende cada día a más de 110.000 mayores en los servicios que presta en residencias, centros de día o ayuda a domicilio; personas para las que realiza diferentes actuaciones (talleres ocupacionales, encuentros intergeneracionales, terapias avanzadas, etc.) que van más allá de la prestación del servicio social comprometido con la administración con el objetivo de mejorar su calidad de vida y favorecer su autonomía e integración social.