La diversidad del entorno educativo y la necesidad de conciliación de muchas familias generan una serie de demandas sociales y educativas entre las que se encuentran el apoyo educativo o las actividades extraescolares.

Los servicios educativos auxiliares de Clece están adaptados al proyecto educativo y línea pedagógica de cada centro escolar. Engloban actividades y prestaciones complementarias, así como soporte educativo a estudiantes en los diferentes niveles de escolarización, dentro del propio centro y fuera del horario lectivo.

Clece también ofrece apoyo y soporte para las familias con hijos con necesidades educativas especiales (ACNNEE) que tienen dificultades motrices, sensoriales u otras discapacidades, con el objetivo de reforzar y dar continuidad al proceso pedagógico de estos alumnos fuera del horario escolar, complementando y potenciando el trabajo diario y sus capacidades de aprendizaje y socialización.